Etiquetas: , , , ,

Actualizado 5 de julio de 2019.

El embarazo y la salud dental en mujeres están íntimamente relacionados ya que los mayores cambios fisiológicos y hormonales aparecen en el embarazo. Durante ese periodo se producen cambios en el cuerpo de la mujer y algunos ocurren en la cavidad bucal

Sin lugar a dudas, las mujeres embarazadas deberían ir al dentista durante la gestación.

Es recomendable que las pacientes consulten al odontólogo antes del embarazo y al menos una vez cada trimestre durante la gestación si:

  • Padeces de gingivitis o periodontitis antes del embarazo, esta situación puede agravarse.
  • Padeces de reflujo o vómitos, el esmalte de tus dientes puede erosionarse.

Hay que realizar una minuciosa higiene oral, es decir, cepillarse después de cada comida y pasar el hilo dental.

Si tu dentista lo indica, puedes utilizar enjuagues de flúor o clorhexidina, así como chicles a base de xilitol.

Tu alimentación puede influir en el crecimiento y desarrollo de los dientes de tu bebé. Es muy importante mantener una dieta equilibrada y evitar el consumo de dulces, zumos industriales, bollería y refrescos, especialmente entre comidas.

Una vez nacido tu bebé, podrás evitar que él padezca de caries en un futuro.

Aprovecha el momento del baño para limpiarle las encías con una gasa, un pañito humedecido o un dedal de silicona.

Cuando le nazca el primer diente de leche, límpiale la boca después de la lactancia o el biberón.

Puedes evitar transmitir a tu bebe las bacterias de tu boca que se contagian a través de la saliva, evitando hábitos como compartir cucharas, limpiar su chupete metiéndolo en tu boca, etc.

Antes de que el bebé cumpla un año, es recomendable llevarlo al Odontopediatra para que te informe de cómo evitar la aparición de caries.