Etiquetas: , , , ,

Actualizado 25 de mayo de 2019.

Los cambios hormonales en el embarazo pueden afectar a tu boca

Los cambios hormonales en el embarazo pueden afectar a las encías y al correcto funcionamiento del tejido que rodea y soporta los dientes (periodonto), pudiendo producir una inflamación de las encías o gingivitis asociada al embarazo, caracterizado por una encía enrojecida y con propensión al sangrado.

Por contra una encía sana es rosada y no sangra en el cepillado.

Unos hábitos bucodentales saludables pueden ayudarte a mejorar el estado de tus encías.

Cepíllate los dientes después de cada comida con un cepillo que se adapte a tu boca y que te permita llegar a todas las zonas con facilidad.

Sustituye su cepillo de dientes cada 3 ó 4 meses, o antes si los filamentos se encuentras desgastados.

Utiliza una pasta de dientes específica para el cuidado de encías, y que sea segura y eficaz durante tu embarazo.

Una visita al dentista o al periodoncista antes y durante el embarazo puede ayudarte a prevenir esta gingivitis asociada al embarazo.