Etiquetas: , , ,

Para los adolescente el factor estético es primordial. Invisalign Teen es la fórmula perfecta para alinear sus dientes.

La adolescencia es una etapa de grandes cambios tanto físicos como emocionales, en el que se empieza a construir la propia autoestima. En esta fase los adolescentes buscan encajar y tienden a valorar en exceso la opinión de los demás, considerando la imagen y la estética un componente primordial de la propia identidad y bienestar.

De esta forma, cuando le hablamos a un adolescente de la necesidad de colocar aparato, no va a encajarlo muy bien, porque tenemos en mente la idea de los brackets metálicos convencionales tan poco estéticos, pero ¿y si los adolescentes pudieran tratarse con Invisalign ©?

La respuestas es ¡claro que sí!. Invisalign Teen es el tratamiento que ofrece esta técnica de alineadores para tratar a adolescentes desde los 11 hasta los 19 años.

 

Invisalign Teen está diseñado para tratar malposiciones dentarias en bocas en crecimiento.

 

Esto quiere decir que va a favorecer el desarrollo de los maxilares mientras corrige la dentadura de los más jóvenes. Para ello presenta características especiales como:

  • Aletas de reposicionamiento mandibular (Precision Wings). Favorecen el crecimiento mandibular, siendo la primera técnica de alineadores capaz de llevar a cabo esta acción.
  • Marcadores de cumplimiento, que nos permiten saber que cantidad de horas emplean las férulas para conseguir resultados óptimos.
  • Compensadores de erupción A veces cuando comenzamos el tratamiento de ortodoncia no se ha producido la erupción de algunas piezas como caninos o premolares; en lugar de retrasar el tratamiento a la espera de la erupción de estas piezas, Invisalign © nos permite comenzar en el momento ideal y guiar la erupción de los dientes que todavía no están en boca.

Invisalign Teen ofrece a los adolescentes, no solo una excelente estética, sino también poder comer de todo, realizar cualquier deporte o actividad de contacto, tocar instrumentos musicales, evita las incómodas urgencias de descementado de brackets o rozaduras por el arco; y lo mejor de todo, ¡una higiene perfecta! Pudiendo usar la seda dental y cualquier cepillo sin variar nuestros hábitos.