Etiquetas: , ,

Actualizado 5 de julio de 2019.

Unos dientes blancos dan un aspecto más limpio, juvenil y sano y facilitan el triunfo tanto en la vida profesional como social

A partir de los 40 ó 50 años de edad, nuestros dientes presentan un color más amarillento, y un tono más oscuro.

El color de los dientes depende de diversos factores:

  • Hereditarios como el color natural, o de la edad del diente.
  • Patológicos como la toma de tetraciclina durante el periodo de formación de los dientes.
  • El estilo de vida, si tomamos café́ o vino o el tabaco.

El blanqueamiento dental es un tratamiento que logra reducir en varios tonos el color original de las piezas dentales y les proporciona un color más blanco.

Para esto se usa un gel de peróxido de hidrógeno o de carbamida. Previamente se debe hacer una evaluación previa de los dientes, en la cual el dentista comprobará que no hay contraindicaciones como la existencia de caries o un esmalte débil o dientes con hipersensibilidad.

Aquí tienes más información sobre la sensibilidad dental.

Se puede realizar en consultorio por personal especializado o en el hogar, pero no es posible comparar los resultados debido a la concentración de los principios activos.
En consulta, en una o dos sesiones de entre 20 y 90 minutos y también se puede acelerar el proceso mediante una lámpara de energía o láser. Este procedimiento es indoloro.

Para el tratamiento en casa se precisa tomar de unos modelos de la arcada para confeccionar unas férulas que son estructuras plásticas. Colocaremos en la férula un gel de peróxido de hidrógeno más suave que el empleado en clínica.

Además es necesaria la supervisión del especialista para evitar posibles daños a las piezas dentales, ya que no todos los dientes son aptos para todos los tipos de blanqueamiento.

El equipo profesional de Clínica Stoma está a tu disposición para aconsejarle para que consigas unos dientes más blancos.

Aqui tienes más información sobre diseño de sonrisa.