Implantes dentales en el paciente fumador

Publicado por | 22 julio 2013 | Implantes, Portada, PRGF | Sin comentarios
IMPLANTES-CLINICA-STOMA

La boca es el primer receptor del humo generado por el fumar, y esto afecta a todos los órganos bucales, reduciendo la capacidad inmunitaria y favoreciendo la aparición de bacterias que destruyen los tejidos que sostienen el diente o perjudicando el proceso de osteointegración de un implante.

Si necesita colocarse un implante y es fumador, desde Clínica Stoma le recomendamos la reducción del consumo de tabaco, para que el tratamiento con implantes dentales tenga un pronóstico más favorable, aunque no está contraindicado y los pacientes fumadores pueden acceder al tratamiento con implantes gracias a todos los avances tecnológicos en este campo.

Cuando colocamos un implante dental, debemos esperar un tiempo, que oscila entre 3 ó 4 meses, para que se produzca la cicatrización del implante, a lo que llamamos osteointegración.

Al fumar, el proceso de crecimiento óseo sobre el implante se hace más lento y esto hace que la nueva formación ósea sea más débil que en un paciente no fumador y pueda necesitar técnicas complementarias para favorecer una correcta osteointegración del implante dental.

Dado que el fumar perjudica gravemente la salud general, desde Clínica Stoma queremos recomendarle que no fume, pero si no es posible  ó no lo consigue no se preocupe, nuestros especialistas intentarán proporcionarle el tratamiento más adecuado, teniendo en cuenta estos inconvenientes.

Facebook Twitter Google+ Pinterest RSS